Contexto Internacional

Las iniciativas para terminar con las pruebas en animales tienen décadas de existencia. Sin embargo, es en los últimos años que comenzaron a concretarse y aumentar. Israel, India, Estados Unidos (Estado de California), Brasil (algunos estados), Suiza, Australia y Nueva Zelanda integran esta lista, siendo la Unión Europea (UE) la que marcó el cambio. La legislación actual de la UE prohibió a partir del 2004 las pruebas en animales para cosméticos, y desde el 2013 incluyó la prohibición a la comercialización de productos cosméticos que hayan sido probados en animales, por lo que las compañías no pueden presentar datos obtenidos en animales para demostrar la seguridad para el ser humano. Actualmente, Corea del Sur, Argentina y Colombia están en proceso de aprobar prohibiciones, mientras que China está realizando cambios paulatinamente, como no exigir pruebas en animales a algunos cosméticos producidos en el país.

Postura de nuestra sociedad.
Las prohibiciones a las pruebas en animales para cosméticos siempre han mostrado un apoyo contundente por parte de la ciudadanía (fuente, HSI) en los países donde se han presentado propuestas o definitivamente prohibido. En Chile, es cada vez más frecuente que las marcas indiquen si sus productos no han sido probados en animales y constantemente están respondiendo esta inquietud a los consumidores, detallando sus políticas al respecto. La ONG Te Protejo está constantemente recibiendo consultas sobre estas marcas y su sistema de certificación cruelty-free, mientras que la petición en línea realizada por nuestra organización lleva más de 64.000 firmantes.

Si aun no firmas, puedes hacerlo accediendo a change.org/nomasviviseccion